Siete tecnologías rurales para familias saludables

maqueta de vivienda modelo con entornos saludables

Viques será el primer distrito donde a mediados de mayo se iniciará la construcción de siete tecnologías rurales para que las familias beneficiarias del proyecto Escenarios Saludables y Desarrollo de Capacidades del Gobierno Regional de Junín, cuenten con entornos saludables que les permita practicar estilos de vida saludables y de ese modo mejoren su calidad de vida.

Las tres primeras tecnologías que se implementarán son el biohuerto, el galpón de cuyes y la cocina mejorada. Luego, en una segunda etapa, se instalará el servicio higiénico con sistema rotoplast, pozos de percolación y drenaje, el relleno sanitario familiar y el muro trombe, según detalló la coordinadora del proyecto, Cecilia López Artica.

Estas tecnologías que se implementarán en cada uno de los 16 distritos de intervención del proyecto, serán demostrativas. Para ello se necesitarán tres días de capacitación en cada zona, con agentes comunitarios de salud, quienes, junto a los facilitadores del proyecto, se encargarán de hacer la réplica en las familias.

Con los productos del biohuerto y el galpón de cuyes, las familias complementarán su dieta alimenticia, mientras que la cocina mejorada brindará orden e higiene a la hora de preparar los alimentos porque elimina el humo hacia el exterior a través de una chimenea y como utiliza menos cantidad de leña, beneficia la economía familiar y el medio ambiente.

El servicio higiénico con sistema rotoplast incorpora un biodigestor que procesa las deposiciones sólidas, evitando de ese modo la contaminación del suelo y las aguas subterráneas. Esa es su principal diferencia de la tradicional letrina o pozo ciego.

En tanto, el relleno sanitario familiar o compostera permitirá la clasificación de los residuos domiciliarios en inorgánicos y orgánicos, y la conversión de éstos últimos en compost para abonar el biohuerto.

Finalmente, el muro trombe atrapa el aire caliente del ambiente en una caja de vidrio con fondo negro y a través de agujeros la ingresa a la vivienda y fuerza la salida del aire frío. Así proporciona abrigo a las personas que están dentro de la habitación. Mira el video de entornos saludables aquí

(Percy Salomé)

Cómo imagino mi comunidad en el futuro

Este fue un concurso para estimular a las comunidades de Pangoa, a que imaginen su comunidad en el futuro y la plasmen en una maqueta.
Quien se llevó el primer lugar es la comunidad de Alto Chavini, cuyos habitantes quieren en el 2015 ser una comunidad ordenada, con áreas verdes, agua potable y con viviendas ordenadas.
En el segundo lugar quedó la comunidad nativa El Porvenir y en tercer lugar la comunidad de Villa Marìa.
Hay que reconocer que todos los participantes del concurso fueron creativos a la hora de plasmar en sus maquetas la visión de comunidad saludable que tienen.

“Aquí nos lavamos las manos, hazlo tú también”

El Centro Poblado Alto Kiatari (ubicada en el distrito de Pangoa, provincia de Satipo, a unos 20 minutos de la capital distrital), con una población aproximada de 515 habitantes y 87 familias entre colonos y nativos, es un modelo a emular de COMUNIDAD SALUDABLE.
Los habitantes soñaron con otra forma de vida y ahora la hacen realidad con la mejora de sus entornos: tienen viviendas, escuela, puesto de salud, calles y local comunal limpias y ordenadas. Las familias de Alto Kiatari tienen visión de futuro, comparten roles y practican estilos de vida saludables que influyen favorablemente en su salud.
Por ejemplo, consumen agua segura (hervida), los niños se lavan las manos con agua y jabón, se cepillan los dientes después de cada comida. Lo impresionante es el orden y la limpieza de sus viviendas: cocina, alacena, áreas verdes, letrinas, dormitorios, rincón de aseo con mensajes como “Aquí nos nos lavamos las manos, hazlo tú también”.
En Alto Kiatari existen tachos pintados con diferentes colores para diferenciar los residuos orgánicos e inorgánicos y en la comunidad hay un lugar adecuado para depositar los resíduos domésticos. Así, se está convirtiendo en una comunidad saludable.
En las viviendas hay letreros que identifican los diferentes espacios destinados para los animales menores, a la limpieza, a la cocina… la visión familiar y normas de convivencia, están también escritas en carteles y colocados en lugares visibles de la vivienda.
En la escuela, las aulas están limpias, existen áreas verdes y tachos de basura. Las calles se ven limpias y pintadas.